Qué es la diabetes gestacional y cómo prevenirla

El embarazo es algo maravilloso en la vida de una mujer, es sentirse bendecida al dar comienzo a una nueva vida. La ilusión por conocer a ese ser amado que llenará su vida de cambios, experiencias únicas y maravillosas la enfocan en vivir nuevas expectativas, emociones y planes. Tristemente, muchas mujeres embarazadas presentan durante la gestación síntomas de diabetes gestacional. Ante esto, ¿qué hacer? ¿Cómo prevenir o controlar la diabetes gestacional? Continúa leyendo y sabrás.

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se presenta en un porcentaje significativo de mujeres sólo durante el embarazo, sin que con anterioridad hayan sufrido este padecimiento. Si esta enfermedad no es detectada y controlada adecuadamente, puede traer muchas complicaciones y afectar mucho el desarrollo del embarazo.

La diabetes gestacional se produce por algunos cambios hormonales que se dan durante el embarazo y que podrían estimular resistencia a la insulina. De seguida, ampliaremos más este delicado tema, pues el conocimiento es una gran ventaja al momento de prevenir o controlar la diabetes gestacional.

¿Qué produce la diabetes gestacional?

Las embarazadas deben desde un principio realizarse diversos exámenes sanguíneos y otros chequeos, para verificar la óptima evolución de su embarazo. Muchas veces los resultados de estos controles arrojan niveles altos de azúcar en la sangre; si estas elevaciones no descienden a valores adecuados, podría desarrollarse la diabetes gestacional. La diabetes gestacional surge cuando el páncreas no produce suficiente insulina para procesar la glucosa y convertirla en energía celular.

La hiperglucemia no se produce simplemente por comer muchos dulces, es algo mucho más complejo. Lo cierto es que cada vez que comemos, nuestro cuerpo descompone cualquiera de los tipos de alimentos que ingerimos hasta transformarlos en glucosa, que es el combustible que necesitamos para el buen funcionamiento de nuestras células.

Sin embargo, este combustible debe ser procesado mediante la insulina que genera el páncreas, si no la glucosa se mantiene en la sangre. Ahora bien, es muy importante detectar a tiempo la diabetes gestacional para evitar las complicaciones que esta genera sobre la salud del feto y de la madre. Indicaremos algunas de ellas.

Algunas consecuencias de la diabetes gestacional no controlada en madres y bebés

La madre podría ser afectada por amenazas de parto prematuro, por hipertensión y preeclampsia durante el embarazo, el proceso del parto o luego de este. También se presentan persistentes infecciones urinarias o vaginales, partos complicados por desgarros y un aumento del volumen del líquido amniótico.

Cuándo el bebé ha sido afectado por la diabetes gestacional presenta un peso al nacer por encima de lo normal, esto es conocido como macrosomía. También miocardiopatía o malformaciones congénitas, hipoglucemia neonatal e ictericia neonatal. Otro problema de salud frecuente que se da en estos niños es la obesidad.

La diabetes gestacional es asintomática, por eso es vital la prevención, detección, control, regulación y tratamiento temprano de esta enfermedad para evitar sus graves consecuencias. El médico de confianza debe evaluar la salud de la embarazada; y si considera necesario, indicará la realización del test de O´Sullivan durante el primer trimestre del embarazo; e incluso repetirlo en el tercer trimestre.

Cómo prevenirla

Los factores que predisponen a las embarazadas a sufrir este tipo de diabetes son muy diversos y muchas veces difíciles de controlar. Sin embargo, es más que conocido que mantener un estilo de vida saludable antes y durante el embarazo, ingerir una dieta equilibrada y variada, evitar los aumentos de peso muy elevados y una rutina de ejercicio personalizada, conveniente y frecuente indicada por el médico pueden ayudar mucho a disminuir el desarrollo de la diabetes gestacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here