Mitos y realidades de la esterilización pediátrica en mascotas

El tema de hoy es muy controversial pues tanto la esterilización como la no esterilización tienen partidarios y detractores entre los amigos de la protección animal. Pero en aras de centrarnos en el conocimiento y dejar a cada quien expresar su pensar, sentir y actuar sobre este asunto; decidimos ampliar el tema sobre los mitos y realidades de la esterilización pediátrica en mascotas en base al conocimiento, la experiencia y la opinión que expertos veterinarios han suministrado.

Muchos dueños de animales no suelen investigar y por ello desconocen la etapa de reproducción y ciclos sexuales de su mascota. Por eso, cuando llega ese momento -casi siempre más rápido de lo que esperamos- se enteran algo tarde de  que su mascota está en celo, fue montada, está preñada e incluso está pariendo. Otros se abruman un poco y la falta de conocimiento los lleva a creer en mitos sobre la esterilización. Si quieres saber algunas verdades del tema, sigue leyendo.

Mitos y realidades de la esterilización pediátrica en mascotas

Realidades

¿A qué edad debo esterilizar a mi gato o gata?

Según la Sociedad Internacional de Medicina Felina “los gatos y gatas se deben castrar o esterilizar según sea el caso antes de los 4 meses de edad y el peso mínimo que deben tener para esto es 400g. Esterilizar o castrar luego de este tiempo se considera una práctica tardía “

¿A qué edad debo esterilizar a mi perro o perra?

A los perros se aconseja castrarlos entre los 6 y 9 meses de edad y las perras a los 6 meses.

Esterilización pediátrica en mascotas

Mitos de la esterilización pediátrica en mascotas

Es obligatorio que mi mascota tenga crías para luego esterilizarla

Científicamente no hay evidencia de que para los felinos o caninos sea mejor tener crías antes de esterilizarlos. El que la mascota tenga o no tenga crías no cambiará, ni prevendrá nada. Es una decisión personal, responsable y bien pensada que debe tomar el dueño antes del período reproductivo y sexual de su mascota. Sobre todo si no tiene recursos, tiempo, energía y alternativas a corto, mediano y largo plazo para atender una preñez y el nacimiento de las crías.

Sin embargo, debe tomarse en cuenta que mientras más edad y partos tenga la mascota más riesgo de salud tendrá al momento del proceso quirúrgico.

La cirugía representa un peligro o mucho dolor para mi mascota

Tanto la castración como la esterilización son cirugías ambulatorias, que aunque requieren ciertos cuidados si son realizadas por médicos veterinarios especializados, no representan ningún riesgo para tu mascota.

Si esterilizo a mi mascota le cambiará su conducta

La esterilización o castración no debe considerarse la primera opción para cambiar la conducta indeseada en tu mascota. Porque la esterilización en sí no modifica el comportamiento general de las mascotas. Debes asegurarte bien sobre cuáles son las verdaderas causas de la conducta indeseada de tu mascota. Algunas veces los problemas de agresividad se deben a que tu mascota puede sentir miedo, amenaza, desea establecer su territorio, lugar en la manada u otros motivos.

Estas conductas podrías solucionarlas con algunos cambios simples en la rutina diaria con tu mascota, una eficaz supervisión, mejorar la atención de asuntos relacionados con la alimentación; aseo, frecuencia y calidad de los juegos y paseos, mejorar la interacción con otros de su especie e incluso con humanos.

Para lo que sí ha demostrado ser efectiva la castración de perros es para mejorar los problemas de gran agresividad entre machos; los problemas relacionados con el marcaje hormonal por orina y el vagabundeo.

En cuanto a los gatos la castración es muy efectiva para prevenir problemas de conducta; como el vagabundeo y las peleas con otros machos de su especie.

Esterilización pediátrica en mascotas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here