Todas las noticias Archivo
www.adnmundo.com
21 de Diciembre de 2014 Washington 01:01
1º / 8º
Domingo, 21 de Mayo de 2006 5 Comentarios

China puso en marcha la represa más grande del mundo

Algunos la comparan con la muralla china por sus dimensiones. Tiene 180 metros de altura y se extiende a lo largo de más de 2 kms en el río Yangtze, en la región de las Tres Gargantas, 960 kms al sudoeste de Beijing. Concluyó este sábado en medio de pedidos de auditoria financiera y ambiental formulados por grupos medioambientalistas.

China puso en marcha la represa más grande del mundo
Enviar Enviar
Imprimir Imprimir
Corrección Sugerir Corrección
Comentarios Escribir Comentarios
Anterior Petroecuador se pone plazo de 30 días para operar bloque 15
Siguiente Gas: Bolivia desmiente a su propio Embajador
 
Technorati Yahoo
Tres Gargantas, en el que trabajaron 25.000 personas y costó entre aproximadamente 27.000 millones de dólares, es el proyecto más ambicioso de China desde la Gran Muralla. Fueron 13 años de trabajos y más de 2 millones de personas fueron desplazadas para hacer lugar al gigante. Superó a la represa brasileña de Itaipú como mayor central termoeléctrica del mundo, según los funcionarios chinos.

La central hidroeléctrica de las Tres Gargantas se convertirá en el centro de la red eléctrica en el año 2011 cuando entre en operación completa con 32 turbinas de energía, que producirán casi 85.000 millones de kilovatios/hora de electricidad por año, informó la agencia de noticias china Xinhua.

Hasta ahora los trabajadores han instalado exitosamente 14 turbogeneradores en la orilla izquierda y todos ellos iniciaron la generación de energía en septiembre del año pasado. Generaron 49.090 millones de kvh de electricidad tan sólo en el 2005, informó Li Yong' an, gerente general de la Corporación de Desarrollo del Proyecto Tres Gargantas en el Río Yangtse de China.

El plan original señala que las 12 turbinas de energía serán instaladas en la orilla derecha y entrarán en operación en el 2007 y 2008, seis cada año, indicó Li. El Consejo de Estado de China, aprobó otras seis turbinas en una estación subterránea en una montaña cercana a la orilla derecha con una capacidad generadora combinada de 700 mil kv, explicó.

La construcción estuvo a cargo del grupo China Yangtze Three Gorges Project Company, sociedad fundada por el Estado, que cotiza en bolsa desde 2003. Canadá, Francia, Alemania, Japón, Suecia y Suiza otorgaron por lo menos 1.500 millones de dólares en créditos a la exportación para financiar la venta de turbinas y otro equipamiento para el proyecto. Alrededor de 40% de la financiación del proyecto vino del gobierno de China, y el resto de préstamos y financiación externa.

La represa no sólo proveerá de electricidad al gigante asiático sediento de energía para sostener niveles de crecimiento económico superiores al 10%. También es un intento de por controlar al río Yangtze, el tercer río más largo del mundo de más de 6,300 kilómetros y causante de graves inundaciones que afectan desde hace siglos al pueblo chino. Así, informaron en el gobierno chino, la muralla protegerá a 15 millones de personas y 1,54 millones de hectáreas de tierra cultivable. El dique tiene un embalse de 660 kilómetros y una capacidad de 39.300 millones de metros cúbicos.

El de ayer fue un logro largamente esperado. El líder nacionalista chino Sun Yat-sen propuso el proyecto en 1918, y Mao Tse Tung alguna vez poetizó sus esperanzas de tener una "gran muralla de piedra" de la cual salga un "lago calmado" de entre los barrancos. La construcción comenzó a fines de la década del 80, con Li Peng a cargo del gobierno y en 1993 se pusieron los primeros cimientos. Hoy, 10 meses antes de lo previsto, se pone en marcha bajo la presidencia de Hu Jintao, graduado de ingeniero hidráulico. Sin embargo, ningún funcionario de alto rango estuvo presente en la ceremonia de ayer, en la que los trabajadores festejaron con fuegos artificiales.

Sin embargo, los medios del estado chino alabaron la decisión de la compañía de rechazar el plan de gastar más de 100.000 dólares en la ceremonia y optar por una más simple, enfatizando que la construcción del muro sólo marcaba el resultado parcial del proyecto.

La construcción de la represa más grande del mundo se realizó en medio de fuertes críticas. Algunos sectores críticos y organizaciones, en China y en el extranjero, afirman que muchos países están analizando si es conveniente levantar represas en sus ríos y que a pesar de los costos, hacia 2010 sólo producirá el 2% de la electricidad de China. Además, 1.200 pueblos y dos ciudades enteras, por lo menos, debieron mudarse del lugar.

Los ambientalistas afirman que este tipo de construcciones conducen a reasentamientos forzados, abusos de derechos humanos, destrucción de hábitat críticos para especies amenazadas, y que contribuyen de modo significativo al cambio climático, a través de las emisiones de metano, advirtieron.

Uno de los críticos, la organización no gubernamental Probe International, con sede en Toronto, advirtió que nunca se verificó de manera independiente el costo calculado por las autoridades de China para la obra, de unos 25.000 millones de dólares. Algunos grupos políticos chinos estiman que tuvo un costo de 75 mil millones.

"Para diferenciar los hechos económicos de la ficción, China necesita una auditoría completa e independiente de los costos reales del proyecto", dijo Patricia Adams, de Probe, grupo que rechazó firmemente al respaldo financiero canadiense a esta obra multimillonaria. "La auditoria debería documentar todos los ingresos obtenidos y gastados en la construcción. Las consecuencias ambientales del proyecto y los riesgos de desastre que conlleva también deben ser calculados y tenidos en cuenta", agregó Adams.

La organización demandó investigar asuntos polémicos como la contaminación en el espejo de agua 660 kilómetros cuadrados, la intrusión de agua salada en el terreno y los problemas de erosión en el estuario del río Yangtze, cerca de Shanghai. La Corporación para el Desarrollo del Proyecto Tres Gargantas ha gastado 20 millones de yuans (2,5 millones de dólares) en un sistema de recolección de hasta 200.000 metros cúbicos de basura que se acumula en el embalse cada año con la crecida de las aguas durante la estación de las lluvias, según Xinhua.

También denunció casos de corrupción y abusos de derechos humanos en el traslado forzoso de más de un millón de damnificados por el proyecto.

Incluso este mes, residentes de la zona fueron evacuados de los alrededores de la represa. ChinaDaily en internet informó a comienzos de mayo que la subida de las aguas cerca de la represa obligaría a trasladar a otras 80.000 personas.

La Red Internacional de Ríos, organización con sede en Estados Unidos, advirtió que el fin de las obras no impedirá que continúe cuestionando la situación de los aldeanos desplazados por las aguas, los abusos de derechos humanos cometidos en la construcción y sus costos ambientales.

"El gobierno chino planea triplicar su capacidad de producción hidroeléctrica en los próximos 20 años", dijo Aviva Imhof, directora de campaña de la Red internacional de Ríos. "Así que es realmente importante demostrar el enorme impacto ambiental y social" de Tres Gargantas.
 
 
Lo + leido Lo + comentado Últimas noticias

Publicidad en adnmundo.com | 

Quiénes somos | 

Servicios Corporativos | 

Recomiéndenos | 

Archivo

Desarrollado por Esquemas.com

Todas las noticias | 

Las noticias en tu sitio | 

Las noticias resumidas | 

Contáctenos

Política Internacional y Seguridad | 

Economía y Comercio  | 

Medio Ambiente / Energía

Deportes | 

ADN Cool | 

Turismo |