Abogados para desalojos de okupas: nuestra mayor arma contra este fenómeno ilegal

El fenómeno okupa es uno de los mayores problemas sociales en toda sociedad. Cuando adquirimos un piso supone un gran gasto del que esperamos recuperar la inversión, ya sea económicamente o en el aspecto de bienestar personal. Sin embargo, nada de esto puede llegar a cumplirse si ciertas personas entran ilegalmente en la vivienda y, sin consecuencia alguna, la habitan. Debido a ello, apoyarse en los despachos especializados en desalojos supone el mayor acierto hasta en los casos más extremos.

La ley no siempre está de nuestro lado

Por mucho que la ley naciera con el objetivo de garantizar la justicia para cada uno de los individuos que componen una sociedad, este requisito no siempre se cumple al pie de la letra. No obstante, ciertos profesionales del Derecho tratan de evitar que esta situación llegue a ocurrir, un hecho en el que la ‘okupación’ ilegal no es una excepción.

Bajo este pretexto vieron la luz los abogados especialistas en desalojo de okupas, un servicio de primera necesidad que merece de nuestro mayor grado de atención. Gracias a las facilidades de internet, localizar el despacho adecuado es más sencillo que nunca, teniendo así un pleno conocimiento del mercado del que disponemos. Si valoramos aspectos como los casos de éxito en el pasado y la cantidad de trasparencia en la información brindada desde el portal web, no tardamos en encontrar algunos como JR Abogados, auténticos referentes del sector.

Por desgracia, las penas para los okupas están dictaminadas en multas que oscilan entre los 3 y los 6 meses que, en caso de declararse insolventes, se pueden llegar a sortear. Ésta es la muestra más evidente de que ocupar una vivienda de manera ilegal es de lo más rentable, sin temor alguno a las consecuencias de hacerlo. Un error en la justicia del que hemos de protegernos cuanto antes, evitando que los asaltos a nuestras propiedades se dilaten en el tiempo.

Contratando un despacho como el previamente mencionado, famoso por alcanzar la imponente cifra del 96% de casos de éxito, podremos solventar esta dura situación de la manera más eficaz. Delegar todo procedimiento legal en aquellas personas capacitadas para gestionar cualquier aspecto resulta crucial, siendo el desalojo uno de los ejemplos más evidentes.

Nadie debe entrar en nuestro piso sin permiso, y mucho menos habitarlo y, si la ley no nos protege, hemos de utilizar los mecanismos legales adecuados para actuar sin margen de error.

Qué hacer en caso de tener la vivienda ocupada

Los datos afirman que hasta 90.000 viviendas en nuestro país están ‘okupadas’; una triste realidad que refleja con absoluta transparencia el riesgo al que nos exponemos. En consecuencia, si somos uno de los muchos afectados por este fenómeno ilegal, tenemos que conocer los pasos que hemos de seguir para poner fin a la situación.

Tal y como se expone con anterioridad, explorar el territorio online y dar con despachos de especial relevancia en el sector como JR Abogados, es la medida número uno que hemos de seguir. Cumplido con este requisito, automáticamente podremos acceder a toda la información y asesoramiento pertinente para que estemos lo más tranquilos posibles.

Por mucho que lo veamos todo perdido, hemos de ser conscientes de que el proceso de desalojo no tiene por qué eternizarse en el tiempo. Si los abogados realizan el trabajo como es de esperar, el sistema judicial probará la ilegalidad en el lugar de residencia y dará paso al desahucio. Algo que, con suerte, puede durar menos de unas pocas semanas.

Eso sí, la demanda contra los okupas que habitan nuestra vivienda ha de ser presentada dentro del período de un año desde que da lugar dicho asalto. Razón de peso por la que postergar el desalojo puede ser un error fatal que complique en gran medida el proceso.

Cada una de las gestiones que se den desde la firma de la demanda, hasta el contacto con los servicios sociales, determinarán las probabilidades de éxito. Solo los mejores pueden asegurar que recuperemos la integridad de nuestra vivienda, algo que carece de sentido, seguir sufriendo por esta injusticia global. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here